¿Le quieres pedir algo a Sheinbaum? Así son sus audiencias ciudadanas

Audiencia ciudadana con Claudia Sheinbaum
Foto: Diana Delgado

Son las 05:30 de la mañana y la fila ya rebasa las 50 personas. Todavía no abren la puerta y afuera del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, en el Zócalo de la Ciudad de México, hay personas impacientes: podrán hablar por seis minutos y tener una audiencia ciudadana con Claudia Sheinbaum.

Peticiones de trabajo, apoyos para estudiantes y asociaciones, solicitudes para atender problemas en escuelas, demanda de vivienda de interés social para personas de escasos recursos e incluso propuestas de negocio son algunos de los proyectos que ha recibido la jefa de Gobierno.

Chilango hizo un recorrido y encontró personas que pasaron la noche afuera del Palacio de Gobierno local, mientras que otros llegaron desde las 3:30 de la madrugada, con tal de participar en el tercer día de audiencia ciudadana con Claudia Sheinbaum.

Te puede interesar: Los 10 puntos más importantes de la toma de protesta de Claudia Sheinbaum

En la fila hay adultos mayores envueltos en cobijas y jóvenes vestidos de traje. Todos llevan algún gorro o bufanda para cubrirse del frío, cargan con sillas y banquitos plegables, prepararon tortas, mientras un par de personas consiguen bebidas calientes para aguantar la espera.

Poco antes de las seis de la mañana, ingresan a la Sala de Audiencias quienes alcanzaron uno de los 50 turnos que se repartieron la madrugada de este martes 11 de diciembre.

Audiencia ciudadana con Claudia Sheinbaum
Foto: Especial

En el lugar, hay una zona de espera con sillas, servicio de café y al fondo una mesa en la que despacha la jefa de Gobierno; su secretario Particular, Carlos Ulloa; la coordinadora general de atención ciudadana, Rocío Vilchis, y el subsecretario de Gobierno, Arturo Medina.

El 6 de diciembre, un día después del cambio de gobierno, apenas llegaron 20 personas al Antiguo Palacio del Ayuntamiento. El segundo día fueron 47, aunque personalmente Sheinbaum solo pudo recibir a 27 durante la hora de audiencia y, para el tercer día, la afluencia se multiplicó al grado de entregar 50 fichas, dejar afuera una cantidad igual y atender directamente a 23.

¿Qué piden en la audiencia ciudadana con Claudia Sheinbaum?

En la fila, las peticiones son de todo tipo: desde solicitudes para acceder a vivienda de interés social o apoyos para compra de terrenos, hasta quienes se forman durante horas para felicitar a la jefa de Gobierno por “ser parte de la transición”.

La señora Amparo Medina llegó a las 5:40 de la mañana para solicitar apoyo para la Casa de Educación y Cultura por la No Violencia Tiyoli AC, la asociación civil que dirige desde hace nueve años y que atiende a mujeres víctimas de violencia.

Menciona que por falta de recursos, actualmente solo labora ella y dos personas de servicio social, por lo que busca un financiamiento que le permita seguir dando talleres ocupacionales y psicológicos.

Gloria Ávila acudió a la audiencia ciudadana con Claudia Sheinbaum para solicitar trabajo. Tiene 52 años y es licenciada en Promoción de la Salud. Fue una de las personas que no alcanzó ficha y se dijo dispuesta a regresar, aunque eso implique pasar la noche en el Zócalo de la CDMX.

Te puede interesar:  Ellos integran el gabinete de la CDMX

“Vamos a regresar porque ningún otro gobierno nos ha dado esta opción, en todos lados para hacer una petición son filtros tras filtros y las solicitudes nunca llegan a la persona indicada, así que dependiendo la necesidad de cada uno es el esfuerzo que pone. No sabemos si nos van a poder apoyar, pero tenemos el derecho de ser escuchados”, dice.

Quienes sí lograron ingresar a la audiencia ciudadana con Claudia Sheinbaum fueron Guadalupe González y Agustín Pérez, que llegaron a las 4:00 de la mañana, desde Cuajimalpa para platicar cinco minutos con la jefa de Gobierno. “Queríamos felicitarla y ponernos a sus órdenes, queremos ser partícipes del cambio que estamos empezando a vivir”, comentó Guadalupe.

Además de peticiones, los chilangos traen propuestas para el gobierno actual. Tal es el caso de José Luis Mata, de 58 años, que fue deportado hace unos meses y está interesado en invertir su dinero en lo que el presidente de México ha llamado la “cuarta transformación”.

Su plan es crear una moneda virtual basada en plata como garantía, en la que los interesados puedan invertir desde unos cuantos pesos, capitalizar al gobierno local y federal y hacer realidad los proyectos de campaña.

Te puede interesar: Sheinbaum cancela Cetram y torre en Chapultepec

A las 6:20 de la mañana aún no salía el sol y la fila ya daba la vuelta sobre la calle 5 de febrero. Casi una hora después, a las 7:10, un par de mujeres salieron del Palacio del Ayuntamiento para informar que la jefa de gobierno se había ido y ya no podría atender a nadie más.

Luego del anuncio, las personas que permanecían en la fila tuvieron que decidir entre esperar para platicar con miembros del gabinete de la jefa de gobierno o ponerse de acuerdo para saber cómo le harán para regresar al día siguiente, más temprano, y conseguir los seis minutos de diálogo antes de que siquiera amanezca.